Vender parece una tarea sencilla pero es mucho más compleja de lo que parece. La tienda física se mantiene en pie gracias al factor humano y la experiencia que tienen los clientes cuando entran en ella. Los vendedores son el reflejo de la marca del negocio, el factor humano que aconseja y trata con los clientes.

10 claves para que los vendedores vendan como nunca antes

1. Ser expertos en su campo

Empezando por lo más básico, es muy importante formar a los vendedores ya que han de estar de cara al público gestionando entre otras tareas; a los clientes. Conocer los productos para poder aconsejar a los clientes da mucha confianza y dice mucho del negocio. Un vendedor comprometido y formado en lo que hace aumenta la experiencia de compra muchísimo. El 50% del éxito de la venta se debe a conocer el producto.

2. Excelente comunicador

El vendedor exitoso es capaz de comunicar controlando sus emociones, cuida su vocabulario y su escritura. Trata siempre de anticiparse a las necesidades del cliente, escuchándolo y estando atento dónde puede actuar y cuándo necesita darle espacio.

3. Enfrentar incidencias en el punto de venta

Saber gestionar las incidencias sobre todo en el punto de venta es muy importante. El primer paso en gestionar una situación así es una correcta formación de las políticas que siguen las tiendas cuando tienen devoluciones, productos defectuosos… Mantener la calma y siempre con una actitud de escucha comunicando los pasos para evitar cualquier malentendido es clave.

4. Ser paciente

La paciencia es la madre de todas las emociones en ventas. Cultivar la paciencia es una de las cualidades más importantes para un vendedor. Para alcanzar el éxito en las ventas se debe ser paciente. Debes tomar el tiempo para escuchar el cliente, mostrar el producto, hacer demostraciones y conseguir cerrar la venta sin que este proceso parezca exhaustivo y impaciente.

5. Más que una venta

Una vez cierres una venta, aprovecha y ten contacto con el cliente. Aporta más información que creas conveniente para ganar esa comunicación y confianza con él. Es una manera de incrementar tus márgenes de ganancia, de dar una atención personalizada y de convertir más ventas en el futuro.

ejemplo de vender entre dos personas
6. Resiliencia

Ser persistente es una cualidad importante también a la hora de hacer ventas. A lo largo del camino de ventas vas a recibir muchos “NO”. Saber cuando parar y ver que no le interesa el producto es vital pero también ver cuándo puedes aportar nueva información de cualidad al cliente para conseguir la venta que tanto deseas.

7. Trabajar en equipo

Son personas comprometidas, respetuosas, coordinadas y colaboradores. Establecen objetivos y pueden trabajar sin supervisión ya que son personas proactivas.

8. Pasión en lo que haces

El arte de vender es mucho más complicado que lo que nos hacen ver. Poner pasión en lo que hacemos marca la diferencia siempre. Si le ponemos empeño, pasión y confiamos en nosotros y nuestras habilidades de vender estaremos mucho más sueltos. Conocer el producto y comprometerte con la idea y la filosofía de la marca ayudará a brindar una mejor experiencia de compra al cliente.

9. Servicio postventa

La experiencia de compra va más allá de cobrar al cliente en caja. La experiencia de compra termina en el servicio postventa que es crucial para fidelizar a los clientes. Ponerse en contacto con el cliente y hacer un seguimiento garantiza una mejor conversión en la venta.

10. El cliente, tu mejor aliado

Cada persona es diferente y te comunicarás con distintas expresiones, bromas, maneras de hacer… Tener esto en cuenta para dar una atención personalizada a cada uno, hacer que se sienta escuchado y puedas aconsejar la mejor solución a su problema.